13/4/10

Al curro en bici!


De camino al trabajo, como todas las mañanas, en la Ronda de Atocha; si hay suerte, el semáforo de atrás me regala un buen espacio para pedalear y posicionarme...


El paseo del Prado está lleno de coches parados que finalmente, o yo supongo eso, me miran con una mezcla de miedo y envidia: soy siete veces más fuerte que ellos, y veloz ;)


Alcalá es ya la parte más amable: después de cruzar el retiro, sólo queda dejarse llevar en la maravillosa cuesta de Manuel Becerra...
Pero ayer fue diferente. Al final del camino, encontré a Raquel, e hicimos una pequeña masa crítica.


Hablando tranquilamente, a veces en paralelo, a veces una detrás de la otra, durante un cuarto de hora pedaleamos hasta cruzar la M-30 y subir la pequeña cuesta previa a la calle Torrelaguna. Y cuando llegamos... ¡Oh!¡Sorpresa!


¡Esto no es Copenhagen, es la puerta de mi trabajo! Cuenten: son cuatro bicis, más una que estaba fuera...
¡Conforman el número de la felicidad!

3 comentarios:

madridcyclechic.com dijo...

Un día de trabajo se hace más llevadero si en tu cabeza está el pensamiento de que cuando termine la jornada, fuera en la calle, te está esperando tu bici para darte uno de los mejores momentos del día. La vuelta a casa en bici. QUE GOZADA!!

Preciosas fotos.

MBI dijo...

La bici esa *posibilidad* aparcada.

Sofia de Juan dijo...

En mi curro ya somos 3 de 4 los que llevamos bici al curro... la cocina parece el taller del patio!. preciosas. a ver cuando puedo yo atreverme a soltar una mano y hacer fotos con la otra jajaja